El mundo laboral vive un proceso de transformación acelerado, lo cual implica que los trabajadores y las organizaciones se adapten a estos cambios. Por ello, es necesario que los diferentes niveles de gobierno se involucren más en apoyar a la fuerza laboral y las empresas en su adaptación, coincidieron los participantes del panel La educación superior ante las nuevas realidades del trabajo, en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL)

Raúl Beyruti Sánchez, presidente de GINgroup, consideró que la profesionalización de los colaboradores es un pilar fundamental en el éxito corporativo y en el desarrollo de una economía más eficaz y contundente.

“En GINgroup estamos comprometidos en cambiar la vida de nuestros colaboradores a través de la capacitación y la educación para encontrar un nivel que nos permita que México crezca”, afirmó el presidente del conglomerado mexicano.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), promotora de este panel dentro en la FIL, tiene una nueva estrategia para impulsar políticas que no sólo garanticen mejores empleos, sino también un mercado laboral más incluyente y resiliente. Esto será cada vez más importante en vista de la transformación digital y el rápido cambio tecnológico que experimentan nuestras economías y sociedades.

El análisis más reciente de la OCDE sugiere que casi la mitad de todos los empleos corren un alto riesgo de automatización o son susceptibles a sufrir cambios significativos. En ese sentido, los panelistas reconocieron que la tecnología, innovación y especialización son parte de la esencia humana, pero la tecnología y humanidades deben avanzar en paralelo.

Además, aseguraron que la estrategia pone énfasis en el incremento de varias formas de trabajo flexible, incluidos los empleos temporales y el autoempleo. Si bien actualmente éstas representan sólo un pequeño porcentaje del empleo, el trabajo esporádico o “gig” va también en aumento y puede expandirse de manera importante en el futuro cercano.

Los deben gobiernos afrontar el reto de acompañar la innovación en la creación y el uso de mecanismos de empleo flexible, y a la vez evitar el abuso, creando un entorno de igualdad de condiciones entre las empresas y brindando apoyo adecuado a todos los trabajadores, coincidieron.

Dada la probabilidad de que las formas flexibles de trabajo aumenten, es necesario que los gobiernos garanticen que todos los habitantes tengan acceso a la protección social y estén cubiertos por regulaciones laborales básicas, independientes del tipo de contrato o empleo en cuestión.

La protección social puede resultar más eficaz al ampliar la cobertura y adaptar o crear planes específicos, congruentes con el principio de un nivel mínimo de protección social universal, y a la vez promover la portabilidad de los beneficios. Para terminar, compartieron a la importancia de fortalecer la igualdad de oportunidades, de modo que la condición socioeconómica no se convierta en el factor determinante clave del éxito en el mercado laboral, incluso mediante intervenciones focalizadas durante los años (pre)escolares y en la transición de la escuela al trabajo.

En el panel participaron también Francisco Marmolejo, líder especialista de Educación Superior del BM; Jaime Valls, secretario general de la ANUIES; Ricardo Villanueva Lomelí, rector general de la UDG; Enrique Graue Wiechers, rector de la UNAM; Pankaj Mittal, secretario general de la Asociación de las Universidades Indias y R. Subrahmanyam, secretario de Educación Superior del Ministerio de Desarrollo de R.H. de la India

Subcontratación para mejorar empleos

Durante la FIL, Raúl Beyruti Sánchez presentó sus libros Viabilidad Jurídica del Régimen de Subcontratación Laboral y Análisis Integral de la Ley Antilavado ante los asistentes que se dieron cita para conocer sobre el tema de administración de talento humano.

Ambas obras analizan una propuesta para un modelo de legalidad y la práctica de obligaciones de cumplimiento, regularización, outsourcing y activos virtuales que resultan de sumo interés en el desarrollo de operaciones en beneficio de la parte más importante de una organización, los trabajadores.

La subcontratación, en esencia, pretende ser una herramienta de apoyo, promotora de mejores empleos y de desarrollo económico. La lectura de dichos textos ofrece instrumentos que permiten diferenciar entre esquemas los que no se apegan a la ley y los que sí, lo cual evita que el desconocimiento se materialice en costos y sanciones, incluso con alcances penales.

Para 2020, el nuevo proyecto académico de GINgroup considera la creación de medidas preventivas y la exposición de modelos de cumplimiento normativo que ayuden a las empresas a abatir riesgos, de la mano de la experiencia de esta empresa, líder en administración integral de talento humano.