Fuente: MBA América Economía
Autor: AméricaEConomía.com


Libertad para sentarse en un lugar sin designación, sala de silencio, y barras de café y frutas son algunos elementos en boga.


lantas abiertas donde todas las personas comparten, transitan libremente y se instalan a trabajar en el espacio que deseen. Así son las nuevas oficinas que buscan fortalecer la relación entre personas y que éstas colaboren de manera cotidiana.

“Estos nuevos espacios laborales buscan poner foco en las personas y su bienestar. Esta tendencia en espacios de trabajo plasma el nuevo modo de entender la organización, con equipos humanos sin estatus, con igualdad, que buscan la colaboración, las relaciones humanas y el bienestar”, explica Tomás Álvarez, arquitecto de Citic que participó en la remodelación de oficinas en Grupo Cygnus.

En esta experiencia de cambio de espacios interiores participaron colaboradores, facilitadores sistémicos y arquitectos. “El cambio partió cuando los colaboradores pidieron sacar los separadores que había en las mesas de trabajo. Más tarde, varios jefes dejaron sus oficinas y se fueron a sentar en mesas de trabajo común con el equipo”, explica Felipe Zamora, arquitecto de Citic.

Las nuevas oficinas fomentan el encuentro mediante grandes mesas de trabajo comunes sin separadores, en la cual cada trabajador puede sentarse en el lugar que desee cada día y junto a quien desee, invitar a un colaborador de otra área, o una persona externa. “Las mesas abiertas invitan a conversar, compartir ideas e innovar”, afirma Álvarez.

Sala de silencio

Para estimular la comunicación y colaboración se crean espacios similares a un living, con sofás o cojines, sin mesa de reuniones al centro que tienen el efecto de poner una barrera a la plática.

Cabinas acústicas se habilitan para permitir a los colaboradores una conversación más formal y privada cuando sea necesario.

Mientras en las mesas de trabajo común los colaboradores pueden comunicarse e intercambiar ideas, cuando necesitan realizar un trabajo que requiere mayor concentración pueden trasladarse con su notebook a una sala de silencio, sin ruidos.

Cuando el colaborador necesita realizar una pausa en el trabajo para conversar informalmente, puede instalarse en una barra o zona de bienestar, donde puede platicar tomando un café o comiendo frutas.

En el caso de Grupo Cygnus, las nuevas oficinas incorporan colores para generar volúmenes, dar alegría al espacio y facilitar el tránsito de personas con alguna discapacidad visual. En algunas sedes hay tonos tierra y en otras colores vivos.

También se incorporaron plantas en parrillas colgantes y macetas, las que pueden ser regadas por los mismos colaboradores. “Está comprobado científicamente que cuando incorporas naturaleza, encuentras salida y soluciones a los asuntos que debes resolver”, finaliza Álvarez.