Fuente: Gestión

Los inversionistas y ejecutivos deciden el devenir de sus empresas, sobre la base de la información financiera. Esta es el resultado, muchas veces, de una actividad del departamento contable orientada a una eficiente gestión administrativa, por ello es necesario conocer más sobre las NIIF.

En un mundo completamente globalizado, es necesario que las empresas manejen un mismo lenguaje para el análisis de los estados financieros. De esta manera, aparecen las NIIF, o Normas Internacionales de Información Financiera.

“Los inversionistas y ejecutivos deciden el devenir de sus empresas, sobre la base de la información financiera. Esta es el resultado, muchas veces, de una actividad del departamento contable orientada a una eficiente gestión administrativa, de costos y, en mayor medida, enfocada a buscar reducir los impuestos a pagar. Y, en medio de tantas labores, aplicar simultáneamente un proceso que recoja datos para la correcta aplicación de las NIIF”, comenta José Carlos Capuñay, coordinador del Programa de Alta Especialización en Normas Internacionales de Información Financiera – NIIF de ESAN.

Para entender su funcionamiento y cómo influyen en las empresas, ESAN ha preparado la siguiente información:

• ¿Qué son las NIIF?

Son consensos contables a nivel internacional, establecidos por el Consejo Emisor de Normas Internacionales de Contabilidad (IASB, por sus siglas en inglés).

Recopilan principios claros, entendibles y aceptados globalmente, con el objetivo de que, al aplicarlas en la preparación y presentación de la información financiera de una empresa, esta sea comparable, transparente y de alta calidad; de forma que la toma de decisiones económicas se realice sobre una base confiable.

• ¿Cómo afectan a las empresas?

Su aplicación trae consigo la representación de la situación económica de la empresa de una forma precisa (convenida internacionalmente), lo cual impide que se pueda incurrir en equivocaciones al tratar de planificar cómo crecerá en el tiempo.

• ¿Qué ocurre cuando no son aplicadas?

La no aplicación de las NIIF conlleva a una interpretación errónea de la situación económica de una empresa y sus rendimientos actuales.
Por tanto, su aplicación, se convierte en una tarea constante, si tomamos en cuanto que estas normas no son inamovibles, sino que cambian a medida que evolucionan los negocios.

Los cambios más relevantes en el último año corresponden a los instrumentos financieros (NIIF 9), los ingresos (NIIF 15) y los arrendamientos (NIIF 16).

• ¿Cómo adaptar a las empresas a las NIIF?

La identificación de profesionales cuya actividad se encuentre relacionada con las cifras de los estados financieros, es el primer paso de adaptación en una empresa.

Es un común denominador que la tarea de preparar la información financiera se encuentre a cargo del área contable. Sin embargo, para que pueda lograrlo, necesita el apoyo de las diferentes áreas operativas del negocio.

Por ejemplo, el apoyo del área de créditos y cobranzas sería muy útil para la implementación de la NIIF 9; o, el apoyo del área de ventas y marketing, para la implementación de la NIIF 15.

“Es correcto pensar que los contadores de la empresa deben ser los primeros capacitados para poder identificar aquellas transacciones o contextos económicos que estén sujetos a algún efecto bajo NIIF. Sin embargo, los demás profesionales que tienen algún tipo de vinculación con la información que le es proporcionada al área contable, tienen que tener cierto acercamiento o conocimiento básico de las NIIF, de forma que entiendan su importancia y la necesidad de que orienten sus actividades de forma que puedan brindar datos útiles para preparar la información financiera”, agrega Capuñay.

Si una empresa espera crecer en el tiempo, tarde o temprano, necesitará darse cuenta de las bondades de preparar su información financiera bajo los requerimientos NIIF.

Fuente extraída de: http://bit.ly/2K6zML6