Fuente: América Economía

Emprender no es tarea sencilla, no existe una fórmula, cada emprendedor y cada proyecto es diferente; sin embargo, conocer la experiencia de otros emprendedores, cómo afrontaron cada reto y lo que hicieron para seguir adelante es una buena técnica para saber nuevas formas de llevar tu negocio por el mejor camino.

Esta técnica le ayudó a Sergio Hernández a sacar adelante su empresa, Alpha Green Solution, que comercializa productos de lavado de autos sin agua a domicilio. Ahora, plasma el camino que ha recorrido en su libro Rífate hoy, guía para emprender un negocio.

En entrevista con El Economista, Sergio cuenta que inició su negocio después de dejar la universidad en dos ocasiones. Después conoció los productos para lavar carros sin agua y decidió abrir mercado en México, pero al ser artículos extranjeros resultaban caros, tanto para el consumidor como para él.

Pensó en una forma de hacer el negocio redituable y se acercó a un laboratorio de productos químicos para desarrollar la tecnología que diera paso al producto: Flash Wash, que permite lavar un vehículo sin agua y ahorrar en promedio 250 litros de agua.

Así inició el negocio. Además dividía su tiempo entre el trabajo y el emprendimiento. “Negocié poder ir a la empresa tres días y dos dedicarme al negocio. Cuando empiezas a tener más demanda es cuando ya no puedes estar en los dos lados, en ese momento definitivamente renuncié”.

Tipos de emprendedores

Sergio dice que existen tres clases de emprendedores, el primero lo nombra “pura sangre” y menciona que “son las personas que más allá de la pasión por hacer negocio, tienen la parte técnica, se preparan estudian y capacitan para hacer bien el proyecto”.

El segundo es el “accidental”, aquel que en algún momento pensó en hacer negocios pero no se animó y un acontecimiento lo orilló a emprender.

El tercer tipo de emprendedor es el “por lo mientras”, éstos se ven orillados a subsistir de un pequeño negocio, pero no es su pasión y piensan en regresar a un trabajo.

“Para mí los dos primeros son los emprendedores natos, aquellos que tienen la sangre de emprendedores; yo me considero como el primero, como el emprendedor pura sangre”.

El emprendedor locamente cuerdo

Emprender no sólo requiere ser arriesgado, es necesario contar con una metodología para convertir una idea en un proyecto exitoso.

Sergio habla de una fórmula, la del emprendedor locamente cuerdo. “Si bien emprender requiere un tanto de locura, se necesita un método porque si no va a ser mucho más complicado tener éxito y vencer esa incertidumbre”.

Se requiere visión, conocer qué es lo que sueñas y qué es lo que quieres lograr, conocer el mercado, la competencia, definir un modelo de negocio y conocer el impacto que quieres generar, en una comunidad o a nivel mundial.

Cuadrante de la idea ganadora

Hoy, todo el mundo vende lo mismo y a veces cuesta trabajo sacar el factor innovación, para hacer la diferencia entre el mundo de productos y servicios, Sergio creó el “cuadrante de la idea ganadora”, una herramienta que permite desarrollar un producto diferente, que destaque entre los demás, ya sea que se desee mejorar un producto o apenas se esté diseñando.

Primero se analiza qué mercado se desea atacar, después qué problema se quiere resolver, y se continúa con el mercado existente, a fin de definir qué motiva a los consumidores a comprar un artículo similar.

“Con esta información desarrollamos un mejor producto, yo le llamo el Entry Value Product, que es un producto de mayor valor al que hoy estamos teniendo. A esto se le puede agregar un atributo para tener mayor referencia o impacto”.

De aquí partimos a la seducción, es decir, vestir tu producto y definir por dónde lo vas a lanzar, qué lenguaje van a manejar en los promocionales, en las redes sociales, qué decirle a los clientes para robarles las miradas.

Por último está el cuadrante de medición, donde se conoce si el producto está funcionando. A lo largo de todos los cuadrantes está la propuesta de valor del negocio, que es el eje de la empresa. “Puede resumirse en una frase emocional, por ejemplo Uber dice: ‘tu viaje a un clic’”.

El negocio

El producto estrella de Alpha Green Solution es Flash Wash, está hecho a base de tecno activos y silicones, le da mayor brillo al auto, a diferencia de un lavado tradicional con agua, es fácil de aplicar, pues solamente se rocía y talla, y en 20 minutos el vehículo está limpio.

Una botella cuesta US$5 para uso personal y rinde de 6 a 8 lavadas reales.

Alpha Green Solutions maneja un modelo de franquicias y servicio a domicilio. “Manejamos un kit inicial de US$470 que puede convertirse en una franquicia. Muchas personas inician con esto porque no quieren invertir US$3.912 o US$10.432 para una franquicia”, y así ofrecen los servicios a domicilio.

Actualmente la empresa cuenta con 25 franquicias y está presente en Guatemala, donde inició operaciones en el 2015, y en Bolivia, que arrancó un año después. En estos países se otorgó una licencia que permite tener exclusividad.

Fuente extraída de: https://goo.gl/eFuxJu