Fuente: América Economía

ás del 90% de la comunicación que recibe una audiencia tiene que ver con elementos de comunicación no verbal y paraverbal, es decir, elementos como el movimiento del cuerpo y el ritmo o volumen de voz, también transmiten algo. El psicólogo austriaco Paul Watzlawick estudió la comunicación humana, teorizando sobre por qué nuestra capacidad de comunicar se puede ver entorpecida por factores que muchas veces no se pueden manejar.

Dentro de toda comunicación intervienen dos dimensiones: el contenido y la relación. En el primer plano, intercambiamos información, mientras que en el segundo, nos afectamos o influimos mutuamente. Watzlawick explica que los comportamientos de quién comunica van a definir la relación, y será ésta última la que determine cómo será entendido el mensaje.

En otras palabras, si una persona afirma que está feliz, pero lo hace mientras mira hacia abajo y con un volumen bajo, puede que esto no sea del todo cierto. Por lo que podríamos decir que el aspecto relacional quedará por sobre el de contenido. La relación que tengas o logres generar con tu audiencia impactará en la información que entregues.

La directora comercial de Move Training, empresa que ayuda a personas a hablar en público, Macarena Echeverría, entrega cuatro tips para enfrentarse a una audiencia:

1. ¡Estudia a tu audiencia!

“Piensa en ellos antes de comenzar a delinear el objetivo del mensaje que les llevarás. Pregúntate ¿quiénes son? ¿Los conoces? ¿Cuál es tu relación con ellos? ¿Son hombres o mujeres? ¿De qué edad? ¿Conocen del tema que expondrás? ¿Saben tus tecnicismos? ¿Hay alguna resistencia hacia el tema a tratar? ¿Cuál es el grado de formalidad que tienen?”, explica Echeverría.

2. Llega 30 minutos antes para prepararte

Mientras preparas tus materiales a usar, ya sea un proyector o parlantes, ten una conversación con las personas que van llegando. “Si te presentas media hora antes, tienes tiempo para descargar tu ppt y hablar brevemente con parte de tu audiencia sobre otros temas. De esta manera, tendrás un rápido acercamiento a ellos y a su estilo”, afirma la directora comercial de Move Training.

3. Haz un “descongelamiento”

Echeverría aconseja que el hacer partícipe al público desde el primer momento en la presentación, por ejemplo, con una actividad lúdica. permitirá disminuir la distancia afectiva con la audiencia. “Al quitar las barreras emocionales, tu capacidad de influir aumentará. Si el nivel de formalidad no permite realizar una actividad lúdica, genera algunas preguntas, para descongelar de alguna forma a tu audiencia”, agrega.

4. Entrega contexto

“Decir por qué estás diciendo lo que estás diciendo le otorga un sentido a tu mensaje, poniendo en relevancia el contenido de éste. Hace que la distancia entre orador y audiencia se reduzca”, comenta la directora comercial de Move Training.

Una última consideración que entrega Echeverría es que, al momento de hablar frente al público, se utilicen bien gestos, voz, posturas y movimientos, ya que el mal uso de estos, puede generar dificultades o malos entendidos, afectando con esto la relación entre ambos actores y la presentación.

Fuente extraída de: https://goo.gl/c1vTga